Epígrafes de bienvenida

 

Publicada la creación del ENSEMBLE INSTRUMENTAL DE CANTABRIA – ENSEIC, las respuestas no se han hecho esperar, poniendo de manifiesto el impacto que siempre supone la aparición de un grupo cuyos objetivos han de enriquecer, sin duda, la vida musical.

Luciano González Sarmiento

Músico. Asesor de la Fundación Botín

El valor del compromiso

En el paisaje azul y verde de Cantabria se ha gestado de nuevo la pasión por la música bien interpretada. Los protagonistas son jóvenes comprometidos con el lenguaje universal de la música que agrega y no disgrega; con sus contenidos expresivos que emocionan cuando suenan, y con la abstracción de sus formas que estimulan el imaginario de cuantos quieren escuchar.

Sed bienvenidos jóvenes del ENSEMBLE INSTRUMENTAL DE CANTABRIA, porque el presente reclama compromisos como el vuestro para encauzar el futuro. 

Ismael Fernández de la Cuesta

Académico Numerario.
Vicedirector Real Academia de Bellas Artes de San Fernando

ENSEIC, un compromiso educativo

Acojo con alborozo la noticia del nacimiento del “Ensemble Instrumental de Cantabria” (ENSEIC), un nuevo conjunto instrumental integrado por músicos españoles. La cualidad artística de sus componentes es garantía del éxito de un proyecto que no solo ampara la realización de la música histórica y actual sino también un serio compromiso educativo del público sobre la misma. Mi dedicación al estudio e interpretación de la música antigua medieval, y muy especialmente del canto gregoriano, verdadera columna vertebral de la tecnología que ha garantizado la creación de la música de los grandes compositores occidentales, me hace vislumbrar la actividad del ENSEIC como un hito importante en el necesario, por más que infrecuente, hermanamiento entre la música de tiempos pasados y la de nueva creación. Auguro éxito inequívoco en su andadura profesional

Tomás Marco

Compositor

El valor de la apertura

El nacimiento de un nuevo conjunto instrumental es una ocasión de júbilo para toda la familia musical y también para la proyección, fortalecimiento y expansión de toda la cultura tanto en el lugar de su origen como en aquellos en los que podrá actuar. No hay tantos ejemplos de este tipo de conjuntos en un panorama como el español que, en este aspecto, vive mucho más de la importación.

El que Cantabria pueda disponer de un conjunto formado por instrumentistas de alta categoría es una gran noticia. Talento musical e intérpretes de altura era sabido que los tenía. Pero que fueran capaces de abordar con garantías tal acción es prueba de una conciencia cultural y de un impulso vocacional encomiables. Un conjunto que pueda abordar con garantía toda clase de repertorios. Una soñada apertura que les capacita para conjugar obras barrocas con otras clásicas, románticas, con el gran vivero de estas formas del siglo XX y con el compromiso con los autores vivos y las nuevas tendencias, capaces de estrenar y de reponer. Apertura, compromiso, vocación y solidez cultural son algunas de sus armas para acometer una tarea que era necesaria y trascendental.

José Luis Turina

Compositor. Director artístico de la JONDE

La versatilidad necesaria

Si siempre es un placer saludar el nacimiento de un nuevo grupo, lo es más en un momento como el actual, en que la vida cultural (en general) y la musical (en particular) parecen estar condenadas a una frivolización y a una superficialidad permanentes para de ese modo complacer los cada vez menores esfuerzos intelectuales que exige la sociedad del entretenimiento. Una iniciativa que nace con voluntad de plantar cara a esa situación a través de la actividad musical de un grupo de jóvenes, dispuestos a poner todo el talento, la calidad y el entusiasmo que avalan sus respectivas trayectorias, al servicio de un mundo cultural mejor, tiene que ser por fuerza recibida con los brazos abiertos, y sin que se les regateen esfuerzos para un desarrollo que redundará en beneficio de todos.
Sobrevivir será tanto el resultado de su esfuerzo como del empeño que los que podamos disfrutar de su trabajo pongamos en respaldarles. Y para conseguirlo, además de todo el peso de la excelente formación de sus integrantes, tendrán que armarse de unas buenas dosis de una versatilidad que los tiempos actuales exigen para cualquier iniciativa que, como ésta, se plantee con proyección de futuro. La juventud y, por tanto, la entrada en el mundo musical actual sin prejuicios serán la clave de una planificación de su actividad que permita que su trabajo llegue a todo tipo de públicos, para asegurar de ese modo al ENSEIC la larga vida que todos deseamos. 

Mercedes Zavala

Compositora. 
Jefa del Departamento de Composición Conservatorio Teresa Berganza de Madrid

Interpretar la música

Paul Klee escribió: "el arte no refleja lo visible, hace visible". Lo visible tiene una connotación semántica amplia, porque se asocia a la Idea. En lo musical se precisa del acto interpretativo, una mediación que conlleva un complejo juego de espejos entre compositores, intérpretes y público alrededor del texto. Porque la partitura no es un manual de instrucciones, es pensamiento musical puesto en negro sobre blanco. Su mejor característica y razón de ser es que posibilita un grado variable de apertura. Esa apertura procede del pacto tácito de complicidad entre compositores e intérpretes por el cual la obra vuelve a nacer cada vez que se ejecuta, reconocible pero diferente, según quienes la recrean, haciéndola tan suya que transciende a quien la generó. Siempre es una gran noticia el nacimiento de un nuevo Ensemble, celebremos la llegada del ENSEIC, deseándole un largo y fructífero recorrido en el que desvele las facetas del arte de lo audible.

© 2018. ENSEIC. Ensemble Instrumental de Cantabria